El santuario se muda

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Monseñor Ramón Benito De la Rosa

Yo conozco la tradición de Higüey, soy de allí y va tanta gente que cuando, en otras ocasiones se acumula tanta gente se dice: “esto parece un 21 de enero”. Este año el santuario se muda. No habrá tanta gente en el santua­rio, sino que cada hogar ha de ser un santuario, el Santuario de la Altagracia, ha de ser el lugar donde la familia se recoja en torno a la Altagracia.

Queremos invitar, difundir que en cada hogar católico haya una Virgen de la Altagracia. Aquellos hogares que no la tienen, me la pueden pedir a mi directa­mente o acudir a las obras en las que participo.

La Virgen de la Altagracia quiere que nos conservemos en salud y por eso el santuario se protege y no recibe este año esas multitudes, pero la presencia de la Altagracia, la vida de la Altagracia sí es­tá presente en cada hogar. El santuario de la Altagracia se muda a cada familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *