NacionalUltimas Noticias

6 de julio: Día Internacional del beso robado

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – El 6 de julio se celebra el Día Internacional del Beso Robado, una celebración de origen desconocido.

En realidad, este día sirve de excusa para que muchas personas tomen valor y decidan plantarle un enorme beso a la persona que han deseado desde hace tiempo, pero que no han tenido el suficiente coraje para declarársele. Siempre con su consentimiento, se entiende.

Simplemente se sabe que se ha venido celebrando en Gran Bretaña desde el siglo XIX y que actualmente se ha popularizado a nivel mundial.

Lee más: El amor, ¿un asunto personal o colectivo?

 

Beneficios de los besos para la salud

Besar es una de las actividades que todos los seres vivos realizan, pero los humanos la disfrutamos de una manera particular porque fortalece las relaciones de pareja e intensifica el deseo sexual, aunque el contacto bucal puede provocar varias enfermedades.

Distintos investigadores se han dado a la tarea de investigar y analizar el papel de los besos en la vida humana.

 

A continuación te decimos algunos de sus beneficios:

 

Reducir la presión arterial.

Disminuir el colesterol en sangre.

Quemar calorías.

Aliviar el estrés.

Combatir el dolor.

Disparar la endorfina en nuestro organismo.

Historia del beso

Existen varias teorías relacionadas con el origen del beso. Se estima que todo comenzó como resultado de la lactancia, o quizá mucho más atrás, cuando los homínidos caminaban por el mundo y tenían que alimentar a sus crías a través de la boca.

 

Sin embargo, los vestigios más antiguos del beso provienen del oriente, específicamente de la región de La India, donde se encontraron dentro de algunos templos figuras de seres talladas en piedra, realizando esta práctica. Así mismo, en el famoso libro del Kamasutra, escrito hacia el Siglo III después de Cristo, se puede encontrar referencias alusivas al beso.

 

La química del beso

 

El beso no solo puede verse como un simple acto erótico, pues esta antigua práctica puede verse como un excelente ejercicio que ayuda a quemar calorías y a fortalecer el sistema inmunológico, además de crear lazos y vínculos afectivos entre las personas.

 

Es tan alto su poder que, de acuerdo a cierto estudios realizados por especialistas en la materia, el beso puede compararse a una droga natural, pues provoca en los individuos un incremento de oxitocina, la hormona responsable de generar cambios físicos y neurológicos como el placer, el enamoramiento y todo lo vinculado a la afectividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba