Autoridades de España indagan si el exmandatario José Luis Rodríguez costeo con fondos públicos el sostenimiento del exjefe de Estado dominicano Leonel Fernández; lo califican como el Gobierno más deshonesto de América Latina

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

España. – Las autoridades españolas indagan si el Gobierno del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero financió con fondos públicos el sostenimiento de uno de los regímenes más deshonestos de América Latina: el que sostuvo durante años el exmandatario Leonel Fernández en la República Dominicana. Fernández fue presidente en tres periodos distintos: 1996-2000, 2004-2008 y 2008-2012. En todos ellos su gobierno tuvo que enfrentarse a graves acusaciones y hasta 20 escándalos de corrupción. Por ejemplo, el equipo del expresidente dominicano es el que más contratos firmó con la constructora brasileña Odebrecht, investigada por sobornos y mordidas a funcionarios de 12 países a cambio de contrataciones públicas. Y pese a todo, el Gobierno de Zapatero no tuvo ningún pudor ni reparo a la hora de hacer negocios con el gran jerarca centroamericano e incluso el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, dirigido en aquellos años por Miguel Sebastián, se permitió realizar un pequeño donativo a su partido, el PLD.

Así manifiesta al menos en un informe pericial que la consultora EY ha realizado a las cuentas de la empresa semipública Mercasa, implicada en un asunto de desvío de fondos a países del extranjero para el cobro de comisiones y mordidas. La investigación de este caso corre a cargo del juez José De la Mata, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que ya tiene en su poder el documento en el que queda acreditado que en el año 2011, a las puertas de las elecciones en el país caribeño, el Gobierno español hizo al menos dos aportaciones: una donación de 500.000 dólares americanos con la supuesta finalidad de formar al personal que iba a trabajar en Merca Santo Domingo (un centro comercial cuya construcción corría a cargo de Mercasa) y otro donativo, bastante más insignificante, de 500.000 pesos dominicanos equivalentes a unos 9.000 euros− en plena la campaña electoral de 2012 de Danilo Medina, el hombre del PLD que estaba llamado a suceder a Leonel Fernández en el Gobierno, como así ocurrió finalmente.

Aquella cita con las urnas en la República Dominicana fue especialmente turbulenta, ya que la oposición denunció la utilización por parte del PLD de recursos del Estado para financiar su propia campaña. Las sospechas de que el partido gubernamental concurrió dopado a los comicios coincidieron con la supuesta aportación de fondos públicos del Gobierno socialista español. Finalmente, Danilo Medina se alzó con la victoria y Fernández dio por concluido su largo periplo presidencial. En realidad, ambos políticos eran rivales en la pugna por controlar el PLD, pero de alguna manera la llegada al poder de Medina le vino bien a Fernández, que pudo seguir blindándose ante posibles investigaciones de la Justicia dominicana por casos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *