Cientos quedan atrapados en los tapones al iniciar toque de queda

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – El “nudo” que se formó entrada las 7:00 de la noche de ayer, hora en que se daba inicio al toque de queda implementado por las autoridades por sexta ocasión para contener el coronavirus impidió que numerosas personas llegaran a tiempo a sus destinos.

Sin embargo, los agentes policiales ubicados en los retenes colocados en las distintas vías no creyeron las versiones de los que violaban las normas y los fiscalizaron.

“Chancéeme comando. Hace hora y media que salí del trabajo, pero el tapón que se formó en la 27 de Febrero me retrasó. Comando, tuve una situación con mi vehículo y por eso me agarró la hora en la calle, deme un chance”, se escuchaba decir a algunos ciudadanos que pasada las 7:00 de la noche fueron fiscalizados por violar el decreto 266-20, con el que Danilo Medina dispuso toque de queda por 20 días en todo el territorio nacional.

A las 7:00 de la noche cuando inició el sexto toque de queda para controlar el avance de la pandemia del coronavirus, la circulación vehicular se mantenía en la avenida 27 de Febrero, Máximo Gómez, John F. Kennedy y otra del Gran Santo Domingo, pero una hora más tarde era casi nulo.

Esperando transporte a las 7:00

La hora sorprendió a cientos de peatones, los cuales a las 7:00 de la noche también permanecían en diversas paradas a la espera de un carro de concho o una guagua del transporte público que los levara a sus respectivos destinos.

“Bueno, yo salí a las 5:00 de la tarde de la empresa donde trabajo, pero se armó tremendo tapón y no pude llegar a tiempo. Yo vivo en Villa Mella y sé que pueden apresarme, pero qué voy a hacer”, dijo un joven que se identificó como Bryan.

La misma situación narró la señora  Margarita de los Santos, quien reside en Los Guaricanos y a las 7:10 de la noche permanecía en la intersección de la Máximo Gómez con 27 de Febrero a espera de un concho, pero mientras tanto apareciera uno, decidió irse caminando.

“Oh, pero uno viene de los quintos infiernos y no puede llegar tiempo. El presidente debió poner más tiempo, por lo menos a las 8:00 de la noche y por eso ahora uno está quedado aquí ahora. La Policía sabe que uno se quedó por falta de tiempo”, dijo.

Mientras que la señora Danae Tavárez quien está embarazada, dijo que salió a las 6:00 de la tarde de su trabajo, pero duró media hora metida en un tapón.

“Yo llegué a esta parada, pero la gente estaba como desesperada cuando aparecía un carro y yo con esta panza no puedo meterme en esos líos. Ahora mi esposo viene a buscarme, pero no sé si lo agarren preso y no pueda recogerme”, agregó.

Esa fue la situación en las avenidas donde existen rutas de vehículos para el transporte de pasajeros, mientras que la situación de los barrios, era diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *