Construyen trencito para alegrar niños en los barrios

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santiago. – Inspirado en una infancia sana y de valores inculcados, el maestro de la construcción Luis Faboski Constance decidió ensamblar un colorido trencito de materiales reciclables, sin imaginar que este se convertiría en una sensación.

Luis Faboski, quien nació en la capital dominicana, narró que creció viendo que solo existían los llamados “negocios de la mala vida”, y producto de esa falta de apoyo a la niñez por las autoridades de su comunidad, decidió poner en marcha un proyecto y desempolvar un viejo 4 Wheel.

Así como comienza a recolectar unos cuantos tanques plásticos, herramientas de las que usaba en su oficio de maestro constructor, unas cuantas gomas de passola, tubos de hierro, luces, bocinas y otros elementos que servirían para crear todo un sistema artesanal de arrastre de unos nueve “vagones” coloridos a los que denominó “El tren de los niños”.

Innovador

El pintoresco invento funciona arrastrado por un Buggie de más de 300 caballos de fuerza, capaz de llevar los nueve tanques atados uno del otro, con dos y tres niños por vagón, música integrada, luces y un guía estático para cada niño.

“Yo no tenía la experiencia construyendo ese tipo de cosas, solo me llegó la idea en el momento y de ahí salió el tren”, manifestó el creador de la obra infantil Faboski Constance.

Antes de conocer a su esposa Verónica Báez, Luis se dedicaba a trabajar en el sector de la construcción en la comunidad Prado Oriental de Santo Domingo, y una vez casados, ambos decidieron trasladarse hasta Villa González, en la provincia de Santiago, donde probaron suerte en la construcción y venta, así como distribución de ropas nuevas y de segunda mano. Hace un año y dos meses, Luis y Verónica, incluyeron a su niña de seis años Litzy Miranda en el nuevo negocio, al ver como la demanda de diversión infantil sana crecía en su comunidad y producto de esta aceptación han formando una pequeña empresa familiar que renta el trencito de nueve vagones para cumpleaños, eventos privados, fiestas y ferias.

Cuentan que la inspiración tuvo mucho que ver con su hija, la que no tenía donde jugar y pasar un rato alegre junto a sus amiguitos. “El tren de los niños”, solo podía recorrer Villa González, Los Platanitos, Los Guineos, La Delgada y comunidades, ya que no tenían permisos de circulación en las zonas urbanas. En la actualidad Luis y Verónica están inmersos en la construcción de otros dos trenes de más capacidad y más vagones para ser rentados en distintos puntos de la zona norte.

¿Cómo se entera el alcalde Abel Martínez?

A través de Vianela Cabrera, tesorera de la Alcaldía de Santiago, lograron una cita para presentar su proyecto al alcalde Abel Martínez, a fin de gestionar los permisos para mover el trencito en otros lugares. “Desde que Abel Martínez escuchó sobre el tren nos invitó a participar de una actividad que él tenía con los niños en barrios de Santiago, y una vez en el lugar quedó fascinado, por lo que nos pidió que trabajáramos juntos”, dijeron sus promotores. Desde el pasado mes de julio, el “Tren de los niños” recorre las calles de Santiago llevando alegría, educación vial, concientización ciudadana y diversión a los niños pobres de diferentes barrios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *