Democracia y su razón

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Ricky Noboa

La democracia no puede ser el medio particular de alcanzar la permanencia de lo que está reservado para las conquistas de las grandes mayorías que la representan.

El aprendizaje de este popular sistema es la razón de abrir bien los oídos a las quejas de sus ciudadanos, deteniendo las manos de los opresores y liberándolos de la tiranía.

El demócrata es un padre para su pueblo con reverencia, como guardián de todo aquello que recibe; engendra en su pecho el amor por el gran público y su objetivo es cuidar la seguridad y felicidad de todos.

Cuando se actúa democráticamente, no hay murmuraciones para aquellos que no ponen en peligro el Estado y nace la fidelidad irrestricta de sus seguidores en su mandato, porque actúan defendiendo como un muro moral sus acciones de desprendimiento y equidad social.

La bendición que nos da la democracia como sistema de poder de las grandes mayorías, es la gobernabilidad que garantiza la paz y la seguridad que recibimos en la diversidad de oportunidades, como fuerza que circunda el trono del pueblo, por siempre soberano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *