Director de la PN Ney Aldrin Bautista cumple palabra al enviar militar apresado en toque de queda y le ofrece ayuda hospitalaria

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – El director general de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, dispuso la tarde de hoy el traslado al Hospital de esa institución del señor Víctor Manuel García Bonilla, quien fue apresado el pasado miércoles en San Francisco de Macorís por violar el toque de queda y puesto en libertad la misma noche.

García Bonilla fue recibido en el centro de salud policial por el doctor Frank Mena, director ejecutivo y un equipo de especialistas que de inmediato le prestaron la asistencia correspondiente. Estuvo presente, además, el coronel Diego Pesquiera, oficial designado por el mayor general Bautista Almonte para dar seguimiento al presente caso.

El traslado estuvo a cargo de un personal asignado a la jurisdicción de San Francisco de Macorís, encabezado por el coronel Víctor Carrasco, quienes tienen las instrucciones de regresar a su hogar al señor García Bonilla, tan pronto así sea dispuesto por los médicos especialistas.

Conforme al diagnóstico médico preliminar el paciente padece “ulcera de miembros inferiores por insuficiencia venosa periférica antigua” que nada tiene que ver con agresión o golpes.

García Bonilla fue curado, medicado y luego se les realizaran los estudios correspondientes. Los medicamentos, incluyendo los antibióticos, jabón quirúrgico y crema cicatrizante, le fueron entregados al paciente por instrucciones del mayor general Bautista Almonte.

Se recuerda que tras registrase el incidente, captado en vídeo y difundido en distintas redes sociales, el director general de la Policía envió asistencia (alimentos y materiales de protección contra el coronavirus) al señor García Bonilla.

Los alimentos y equipos de protección contra el coronavirus fueron entregados a la señora Claudina Bonilla, residente en la calle Nino Rizet, sector El Capacito, madre de Víctor Manuel, quien no se encontraba en la vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *