El ejemplo del Grupo Popular

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

La reforestación y la construcción de nuevas presas son dos imperativos ineludibles que tiene el país para garantizar el suministro de agua y la conservación del medio ambiente, dos fuentes de vida.

Todo esfuerzo que se haga en ambos sentidos es de la más alta prioridad nacional.

La construcción de presas corresponde más al Gobierno, por la envergadura de las inversiones que tienen que hacerse.

Pero la de la reforestación solo requiere la voluntad de los ciudadanos y la decisiva cooperación del sector privado, tal como lo están haciendo distintas instituciones, en especial el Grupo Popular.

Este Grupo, que ya ha realizado gruesas inversiones a modo de cooperación para sostener los programas de reforestación y desarrollo integral del Plan Sierra y para la recuperación del río Yaque del Norte, acaba de dar otra prueba patente de su sensibilidad por el cuidado del medio ambiente en lo que respecta a la protección de la cuenca alta del río Ozama.

Ha sembrado, en estos días, unas 52,000 especies de árboles maderables y forestales en esa cuenca alta y en las microcuencas del Ozama, con el propósito de que a la vuelta de pocos años ayudarán a evitar la erosión de más de 6,000 toneladas de suelo fértil y a nutrir las tierras adyacentes con hasta 155 millones de litros de agua, así como a producir más agua para los habitantes de la capital.

Ya el Popular ha venido haciendo estos operativos en esa zona junto al Fondo de Agua de Santo Domingo, vislumbrando que el problema del desabastecimiento de agua en una metrópolis que cada día crece más, solo puede ser evitado o minimizado con este tipo de acciones.

Esto deberían hacer las empresas privadas y los demás grupos de la sociedad. Se trata de una lucha por la subsistencia que, aunque ahora no parece tan apremiante, sí lo es.

Desde los empleados públicos y privados, los miembros de clubes y asociaciones populares, en definitiva, todos los buenos dominicanos, debemos apostar a la reforestación que es como sembrar patria, tal como lo hace el Grupo Popular.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *