El penco circo del Penco y Alofoke

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Richard Gonell

 

Ha dado mucho de qué hablar el circo montado por el candidato oficialista, el bien llamado «PENCO» y el afamado promotor de música urbana; ALOFOKE, no sólo por el guión de preguntas y respuestas preacordadas, sino también por la jocosidad que nunca falta cuando el PENCO abre la boca, no porque sea gracioso; sino por sus limitaciones gestuales y gramaticales.

Muchos de ustedes recordaran que en una ocasión el PENCO definió el éxito así, cito: «Si usted va para Puerto Plata y sólo llega a Santiago no tuvo éxito» porque según el PENCO «si usted salía para bonao y llegó a Santiago, si tuvo éxito; porque llegó a Santiago». Dejando pasar por alto el candidato presidencial del oficialismo, que si usted sale para un sitio y sin darse cuenta llega a otro, podría ser por una desorientación causada por múltiples factores, entre ellos un fuerte desequilibrio emocional. Pero bien, hablemos del circo con alofoke.

Uno de los aspectos más llamativos, precisamente por el gran sentido del «humor» del Penco, fueron las respuestas al éxito que el penco ha tenido en su vida personal, nuevamente, y la casi mágica y divina fortuna acomulada en su trayectoria de vida; y digo mágica y divina fortuna, porque es un punto en dónde el PENCO nunca nos da claridad, sobre la imponente fortuna, acomulada en su mayor parte como funcionario del estado en los últimos 7 años. El Penco no ha sido capaz en ningún momento de responder con certeza a los cuestionamientos públicos que sé hacen constantemente sobre sus bienes.

Sino, que sólo se limita a retroceder en el tiempo y hacer una breve cronología de su vida en los tiempos sus inicios productivos, hasta cierto punto que anteceden a los cuestionamientos actuales y su recién finalizada funciones públicas.

También escuchamos como el afamado promotor urbano alofoke; hace un ilustrativo uso del desconocimiento de la definición de  Penco, aún con un table en las manos, aunque ésto no me sorprende, si tomamos en cuenta cuál es la especialidad de Santiago Matías  y cuál es su público. No por menos precial bajo ningún concepto a los seguidores del promotor urbano, sino porque sus seguidores son en su gran mayoría adolescentes, que tienen las cabezas en todo, menos en temas de importancia nacional, y he aquí en dónde también una carcajada se apodera de mi.

En definitiva, la entrevista con el Penco, al parecer sólo tenía un objetivo, LAS VISUALIZACIONES (view) porque fue algo sin contenido, en buen dominicano, un clavo, y ese ha sido precisamente otro de los aspectos, que ha llevado a que se hable de la misma, porque obviamente los espectadores nos hacemos miles de preguntas, sobre el bien llamando Penco, cuando éste evade cualquier escenario en dónde se le pueda cuestionar sobre los actos de corrupción de los que se le acusa constantemente, y que debería ser de interés suyo, darle una respuesta al país que él aspira a dirigir.

En definitiva, la entrevista fue; como esas películas en dónde uno se apasiona con el protagonista, el cuál al final muere. Y todas esas lágrimas y angustia que usted va sintiendo en cada escena, al final se vuelven una mezcla de frustración y risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *