En los nuevayores

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Orlando Gil

Las comisiones enviadas por el Comité Político del PLD a los pueblos llegaron a los nuevayores, también el pasado fin de semana.

Nueva Jersey sábado y Nueva York domingo.

Una ocasión de orden para los principales conglomerados peledeístas en Estados Unidos, pues los que se quedaron y los que se fueron realizaron sendos actos de masa en Alto Mahattan.

Coincidieron hasta en la hora: 3 de la tarde. Los oficialistas en su local, conservan el punto, y los convertidos en La Fuerza del Pueblo en el restaurante 809. Unos y otros fueron aleccionados por dirigentes idos de aquí.

Del gobierno Eduardo Selman y Alexis Lantigua, y de la oposición Domingo Jiménez. Los responsables de la diáspora tuvieron por igual participación.

Según reporte de mi asociado en la urbe, el periodista Ramón Mercedes, la parte institucional congregó 350 personas y la disidente 175. El dato es interesante, ya que se pensaba que Leonel Fernández era mayoría, o por lo menos de eso presumía su gente. Incluso eso explicaba sus frecuentes viajes o la formación de tantos grupos de apoyo. Como se estaría comprobando aquí, allá mucha espuma y poco chocolate. En los discursos no hubo diferencia de ánimo: enconadas las dos partes, y diciéndose hasta del mal que van a morir. Normal, en trincheras o barricadas la disonancia no conoce límites. Selman dijo “qué bueno que se fueron y que se queden afuera”. Lantigua minimizó la salida y afirmó que el desgarre fue tan pequeño que se tapa con un parche.

Jiménez se sabe que es una ametralladora sin retroceso y disparó como de costumbre: “Leonel no podía seguir en un partido donde lo que se impuso fue la infamia, calumnia, mentira, trampa, engaño y traición”.

Ese fue un primer “ topao ”, pero por la calidad de los gallos habrá  que suponer las peleas que vendrán, pues el PLD tratará de consolidarse y La Fuerza del Pueblo de echar raíces. Lo de las renuncias masivas empezó a darse y lo mismo los cambios en los mandos de los organismos. A cada cual buscará su lugar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *