“Entrégate, por favor”

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

El hecho cierto es que el hombre más buscado del país, en ese momento, se encontraba a miles de kilómetros de la isla de Santo Domingo huyendo de la persecución de la justicia, mientras su esposa le imploraba que se entregara con la garantía de la justicia estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *