La joven atacada con ‘ácido del diablo’ era maltratada por pareja

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – Más de un año llevaban de separación Yacaira Amaran¬te Rodríguez, de 19 años de edad, y su expareja, Wi¬lly Antonio Javier Montero, de 33, quien supuestamen¬te pagó a dos individuos pa¬ra a arrojarle “acido del dia¬blo” a la joven el pasado viernes.

Según informó la madre de la víctima, la relación entre Yacaira y Willy em¬pezó cuando la joven tenía 14 años, pero terminó hace unos 18 meses, razón por la que el hombre, 14 años ma¬yor que ella, habría planifica¬do el ataque, según la madre de la víctima.

La mujer narró que su hi¬ja y Javier Montero tuvie¬ron cinco años de relación, de la que procrearon una niña, pero la unión terminó hace año y medio porque, supuestamente, este la mal¬trataba.

“Después que pasó lo su¬cedido escuché que él la amenazaba constantemen¬te, que si se buscaba a otro hombre la iba a matar, y eso era lo que él quería hacer, matarla y matarse él porque eso fue lo él dijo”, indicó la madre de Yacaira.
El hombre decía, coimen¬ta doña Santa que “él no iba a aceptar que ella tuviera otro hombre”.

Hablaba sobre el caso mientras esperaba en el hos¬pital Ney Arias Lora por al¬guna actualización sobre el estado de salud de su hija.

Yacaira fue definida co¬mo “una buena persona” por su madre, quien afirma es¬ta nunca le ha hecho daño a nadie y solo vive por y para su hija. “Mi hija es una niña, una bebé, una muñeca que recién cumplió 19 años este mismo mes. Willy no podía hacerle eso a ella, porque él sabe que ella es muy bue¬na y no podía mandar a ha¬cerle eso solo porque ella lo dejara”, contaba Rodríguez mientras era rodeada por periodistas a su salida del hospital.

IMPUTADOS

Bajo arresto
La Policía Nacional in¬formó ayer de la deten¬ción de tres hombres se¬ñalados como presuntos autores de haber rocia¬do a la joven la sustan¬cia química, causándo¬le quemaduras de pri¬mer grado el pasado 25 de septiembre. Los apre¬sados son Willy Antonio Javier Montero, Pedro Alexander Sosa Méndez y Joan José Félix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *