La Justicia Norteamericana funciona

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Ramón Emilio Concepción

En los últimos lustros, el afán de ganancias rápidas de las grandes corporaciones y sus preferencias por resultados trimestrales espectaculares sobre el desarrollo a largo plazo de los negocios, ha conducido a todo tipo de fraudes corporativos escandalosos con la complicidad de las prominentes firmas de auditores. Éstas, involucradas indebidamente, como consultoras, han cometido toda serie de delitos, falseando estados financieros, subvaluado o sobrevaluado activos, registrando como falsas inversiones, gastos de operación y mantenimiento y destruyendo documentos de comprobación.

Ejecutivos de corporaciones han sido convictos por, conociendo anticipadamente pérdidas, vender oportunamente sus acciones a buenos precios y propiciar quiebras fraudulentas de grandes corporaciones.

Han empobrecido a accionistas, comprometiendo fondos de pensiones e inversiones en sus corporaciones y han dejado en el paro a decenas de miles de trabajadores.

En California, grandes Corporaciones Eléctricas han simulado escasez artificial de energía para elevar las tarifas 500%. Pero, la justicia norteamericana funciona. El Departamento de Justicia ha abierto más de 400 investigaciones y el gobierno creó un equipo de expertos y la Comisión de Valores aplica la ley para hacer financieramente responsables a más de 500 infractores de los cuales ya 45 o más ejecutivos están presos y se espera las declaraciones de culpabilidad de otros 200.

Esa acción de la Justicia de los Estados Unidos contra los delincuentes corporativos y auditores que han defraudado a los inversionistas y a los trabajadores, debería ser un ejemplo en nuestro país para el gobierno y especialmente, para el sistema judicial cuya reticencia inveterada lo hace cómplice de los grandes fraudes y abusos corporativos locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *