Mayor General retirado Cliver Alcalá Cordones se entregará a las autoridades de Colombia

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Colombia. – El mayor general retirado Ejército Cliver Alcalá Cordones declaró ayer, que se entregará a las autoridades colombianas, ante el pedido que hace el departamento de Justicia de los Estados Unidos, quien lo incluyó en un listado de pedidos internacionales y ofreció una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza y por la de otros cuatro venezolanos que han sido solicitados.

Reveló además que está en manos de una campaña de destrucción por parte del Gobierno venezolano. Calificó de “situación sumamente incómoda la designación que acaba de hacer el Gobierno norteamericano.

Alegó desde ya en su defensa “Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un supuesto pacto o convenio firmado por el presidente Juan Guaidó, JJ Rendón, el señor Sergio Vergara y asesores norteamericanos”, dijo, en referencia al operativo colombiano que el martes secuestró 26 fusiles de asalto AR-15 y diferentes accesorios en la carretera entre las ciudades de Barranquilla y Santa Marta, “El señor Guaidó también firmó ese contrato”.

Cliver Alcalá Cordones confesó que estaba en su casa. “No voy a huir, no tengo por qué huir, porque tengo la defensa de que mi trabajo era por el pueblo venezolano”, dijo a la vez que así se lo hizo saber a las autoridades colombianas desde el mismo momento en que dió la cara cuando fue incautado un lote de armas y equipos militares.

Aclaró el ex militar venezolano que  existe una Unidad Militar con la idea de libertar al país y eliminar quirúrgicamente los objetivos criminales del narcotráfico y del desastre que han generado en Venezuela, siendo así, es evidente que la acusación tiene peso, pues se trata de un enemigo del régimen de Nicolás Maduro el que ha sido pedido en recompensa, lo que aleja la posibilidad de que se trate de una acusación política, pues prácticamente el imputado ha admitido los hechos, aunque la justica como si fueran cometidos en favor de Venezuela.

Asumió que esa esperanza queda truncada una vez que el departamento de Justicia norteamericano lo coloca en la lista de solicitados colocando precio a su captura. “Yo asumo mi responsabilidad. Estoy en mi casa. Desde hace 48 horas se lo informé al Gobierno colombiano, que no está vinculado a las actividades que estábamos haciendo los venezolanos con los asesores norteamericanos”.

Explicó que “teníamos todo preparado, pero circunstancias qué se han venido generando en la lucha contra el régimen generaron filtraciones, desde el seno de la oposición, esa oposición que quiere seguir conviviendo con el gobierno de Maduro, esa oposición que no quiere que nada cambie en Venezuela, que en Venezuela se sustituyan los vicios pero que no se eliminen los vicios. Esta coalición iba a eliminar los vicios, iba a hacer un llamado a los mejores”.  Dijo que “por el capricho de una minoría, tanto de la tiraría como del Gobierno interino, hemos perdido la posibilidad de cumplir el sueño del pueblo venezolano. Estas declaraciones al parecer justifican la toma por la fuerza y arma de Venezuela para el establecer su propio gobierno como sucedió en un principio con Hugo Chaves.

Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido mucho tropiezo de la oposición, de los testaferros de la Oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno, llámese César Omaña” Con sus declaraciones el imputado confirma que estaba siendo investigado por tráfico de armas proveniente del extranjero y que la acusación de los Estados Unidos en su contra tiene muchos méritos y no es una acusación política.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *