“Playball” se cantará hoy en GL pese a la pandemia

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – Día inaugural, al fin. Una temporada de béisbol que parecía imposible de­bido a la pandemia de co­ronavirus se pone en mar­cha la noche del jueves, cuando el intenso Max Scherzer y los campeones Nacionales de Washington enfrenten a los Yanquis de Nueva York y Gerrit Cole, el as que costó 324 millo­nes de dólares.

Si se logra jugar — se pro­nostican aguaceros en la capital federal, por si fal­tase otro inconveniente — marcará el año más ex­traño en la historia de las Grandes Ligas.

Una temporada de 60 partidos, estrellas que re­nunciaron jugar. Estadios sin aficionados, jugado­res portando mascarillas. Efectos de sonido para si­mular vítores e imágenes de aficionados de cartón. Anuncios pintados con aerosol en el montículo y lanzadores con bolsas de resina personalizadas.

Y un sinfín de extrañas re­glas. Bateadores designa­dos en la Liga Nacional, pues está bien. Un corre­dor en la segunda base pa­ra iniciar los extra innings, ¿en serio?

“Va a ser divertido”, dijo Cole. “Tendremos ruido artificial de aficionados. Es un béisbol de coronavirus en el 2020”.

Nómadas
Además de un equipo que aún no sabe en dónde va a jugar como local. Exclui­dos de Toronto debido a la pandemia, Vladimir Gue­rrero Jr. y los Azulejos se­guía buscando un sitio.

“Simplemente tienes que aceptarlo. Parece que to­dos los días hay un reto y uno tiene que superarlo. Si así va a ser, así tendrá que ser”, reconoció Scherzer.

“Este es el béisbol en 2020”, agregó.

Para muchos aficionados, así será. En realidad no hay opción. Cuatro meses después de que los encuen­tros debían comenzar, un atípico juego es mejor que nada, ¿verdad?

Veremos. El primer día brin­dará una atractiva doble cartelera: un duelo de ases Washington, seguido de un partido en el Dodger Sta­dium cuando Clayton Kers­haw enfrente a los Gigantes de San Francisco.

Kershaw no enfrentará a Buster Posey, el seis veces “All-Star”, tres veces cam­peón de la Serie Mundial y Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2012. El cátcher de los Gigantes y su esposa adoptaron gemelas que nacieron prematuras. Posey está entre una doce­na de beisbolistas que deci­dieron no jugar este año.

“Desde un punto de vis­ta del deporte, fue una de­cisión difícil”, dijo Posey. “Desde el punto de vista de la familia, tomar la deci­sión de proteger a las niñas, nuestras hijas, fue realmen­te fácil”.

Ausentes
Los lanzadores David Price (Dodgers) y Félix Hernán­dez (Bravos) tampoco juga­rán, al igual que el infielder Ryan Zimmerman (Nacio­nales) y el jardinero Nick Markakis (Bravos).

Otros tampoco estarán lis­tos este fin de semana. El miércoles, los Reales infor­maron que Hunter Dozier (26 cuadrangulares y 10 tri­ples en el 2019) dio positivo por el virus y fue puesto en la lista de incapacitados.

Para aquellos que están sa­ludables, es momento de jugar. ¿Por cuánto tiempo mientras el virus sigue ame­nazando? Ya veremos.

Recordemos, esta es una carrera corta. La recomen­dación inicial de expandir el número de equipos en la postemporada fue descar­tada y será una batalla por uno de los 10 equipos que jugarán en octubre.

La primera bola en el Na­tionals Park para iniciar un calendario con poca pau­sa debido al COVID-19 se­rá lanzada por el doctor Anthony Fauci, el máximo experto en enfermedades infecciosas y que la liderado la respuesta al coronavirus en Estados Unidos.

“Solía jugar béisbol cuan­do era pequeño”, dijo Fauci, de 79 años, a CNN. “Espero que la bola no llegue pican­do”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *