Presidente de El Salvador Nayib Bukele usa estrategias para golpear la delincuencia

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

San Salvador.- El Salvador logró disminuir el índice de muertes diarias de entre 16 y 29 a 3.5 en un periodo de seis meses, mediante la implementación de una estrategia que implica disciplina, pero también acciones económico-sociales, dio a conocer Carolina Recinos de Bernal, comisionada Presidencial para Operaciones y Gabinete de Gobierno del país.

“Si algo ha caracterizado al presidente [Nayib] Bukele es que es muy valiente. Cuando él llegó estableció que tenían que poner a la fuerza armada y a la PNC [Policía Nacional Civil] en el territorio de manera contundente, que tenía que complementarlo también con un trabajo de reconstrucción de tejido social, porque esas son las causas principales de la violencia, pero también que tenía que controlar la principal fuente de relación entre la extorsión y el asesinato, que eran los centros penales”, explicó la funcionaria.

Agrega que la nueva administración encontró un enorme desorden en las cárceles, entre los que destaca la libre comunicación telefónica, lo que permitía a los delincuentes seguir operando a pesar de que estaban presos.

“Tomó [el mandatario] el control de los centros penales, estableció realmente nuevos regímenes, fue muy valiente al decir que iba a implementar medidas mucho más duras con dirigentes y con [los] privados de libertad que de forma comprobada estaban relacionándose con los hechos [delicitivos] que sucedían a diario en el país”, ahondó en entrevista con Forbes.

Entonces, el presidente tomó medidas mucho más fuertes y puso a estos reclusos en regímenes de aislamiento, además de que ordenó a las empresas telefónicas que suprimieran absolutamente la señal telefónica dentro de las cárceles.

“Fíjate lo que hace un presidente: le dice a las empresas telefónicas que les da un x número de horas para que suprima en todos los alrededores la señal y que dejaran de poner justificación técnica para no hacerlo, y lo hicieron, y entonces semanalmente se está revisando la cantidad de tiempo que sea se está revisando y se está garantizando que la señal no esté, porque eso significa que no hay comunicación entre los hechos que están en el exterior y al interior de los penales”, indicó Recinos de Bernal.

Añadió que el gobierno también ha hecho “las incautaciones más grandes de drogas y las incautaciones más grandes económicamente hablando”, debido a que se tiene que hacer un trabajo integral para poder perseguir el delito desde su génesis, sus financistas, sus operadores y todos sus colaboradores.

“El presidente ya lo dijo hace poco, que lo más difícil es atacar los delitos de cuello blanco, pero que él tiene una decisión de llegar hasta las últimas consecuencias atacando toda la línea de conducción del delito”, puntualizó.

Nuevo tejido social

A la par de los operativos y el endurecimiento con los criminales, la administración también trabaja en el restablecimiento del tejido social, con programas como “Sembrando vida”, que pretende beneficiar a 10,000 agricultores salvadoreños con 250 dólares mensuales durante 10 o 12 meses, para que puedan trabajar su parcela.

Otra estrategia es el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, que al igual que el anterior está inspirado en los proyectos del mismo nombre implementados por el gobierno mexicano, a cargo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Este último programa ya tiene 4,000 muchachos en su base de datos y está previsto que el próximo año alcance 10,000, para lo que será necesario contar con una bolsa de aproximadamente 15 millones de dólares.

“En la fase de capacitación está pensado que reciban 180 dólares [al mes], que es un poco equilibrado con el salario mínimo de México, pero cuando ya sea fase laboral vamos a equilibrarlo con el salario mínimo salvadoreño que es más grande. El salario mínimo de comercio son 320 me parece”, aseguró Recinos de Bernal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *