PRM exige a JCE sancione delito electoral de varios funcionarios del gobierno que tienen aspiraciones

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – El Partido Revolucionario Moderno exigió a la Junta Central Electoral aplicar las sanciones que establece la Ley Orgánica 15-19 del Régimen Electoral a funcionarios gubernamentales que al mismo tiempo han sido inscritos como candidatos en diferentes demarcaciones.

El sector lo integran 97 funcionarios, entre ellos Margarita Cedeño Lizardo, de quien se establece incurre en la violación no por su condición de vicepresidenta de la República sino como coordinadora del Gabinete Social de la Presidencial, y Francisco Javier Clark Vásquez, candidato a senador de Puerto Plata, quien es sub-Contralor General de la República.

La petición fue elevada al órgano de comicios por Orlando Jorge Mera, delegado político, y Julio Peña Guzmán, suplente de delegado.

Después de establecer diferentes motivaciones de orden constitucional y de otras disposiciones legales que prohíben la doble condición de funcionario y candidato, el PRM solicita a la JCE comprobar y declarar que los señores, y aporta la los nombres de los 97 funcionarios (la lista completa está disponible en el portal prm.org.do) admitidos como candidatos en las resoluciones de admisiones de candidaturas y a la vez son funcionarios públicos, y aplicar las sanciones correspondientes establecidas en la ley 15-19, contra los señores antes mencionados.

Las leyes, 41-08 de Función Pública, 33-18, de Partidos Políticos, y el artículo 196 de la 15-19 establece que los funcionarios públicos que administren recursos del estado no podrán prevalerse de sus cargos, para desde él realizar campañas ni proselitismo a favor de un partido o candidatos.

El caso es tipificado como delito electoral, castigado con prisión correccional de tres meses a un año y multa de hasta cinco salarios mínimos del sector público.

El PRM establece entre sus motivaciones para hacer la solicitud que se ha mantenido dando seguimiento y cuestionando el uso de recursos estatales en las campaña electorales y otras violaciones al ordenamiento jurídico, que traen como consecuencias lesiones graves al sistema político nacional, así como debilitar la democracia, la competencia en buena lid y resultados que sean fruto de la decisión libérrima de la mayoría del electorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *