¿Puede este encierro desarrollar claustrofobia?

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – El Covid-19 ha cambiado la rutina de millones de perso­nas. Sé que todos han visto alguna vez una de esas se­ries que proyectan esto que está pasando. Pero eran simples guiones de pelícu­las. Eso lo decimos a mane­ra de negación para desco­nectarnos del miedo.

Son muchas las sensa­ciones que nos causa lo que no podemos controlar. La claustrofobia, por ejemplo, es ese temor obsesivo de es­tar encerrado aun por poco tiempo, en espacios peque­ños que muchas veces se puede convertir en una pa­tología.

Las personas reaccionan diferente ante situaciones estresantes, incluso quienes se encuentren en espacios amplios, no estaban prepa­rados para un quebranta­miento drástico de esa vida, que se llevaba de manera mecánica y que hoy , para propia protección, se pide un alto .

Esta interrupción ha lo­grado una visión de lo que dábamos por hecho, la li­bertad o libre tránsito, un  trabajo, una familia, una sa­lida social, los amigos, un todo, pero además del te­rrible temor al contagio, el encierro individual genera miedo y la frustración de no saber qué pasará con esta enfermedad, la cual no po­demos controlar, aunque tenemos control de nuestra conducta para evitar el con­tagio.

En este aislamiento y claustro personal a pesar de estar rodeados de nuestro sistema familiar, los pen­samientos, muchas veces producen preocupación, miedo, incertidumbre, cuestionamientos como: ¿qué pasaría si alguien me contagia?, ¿si se contagia un familiar cercano?, ¿si muere?, ¿cuánto durará? Todas son preguntas ciertas y que ocasionan más ansie­dad, somatizaciones y sen­saciones que pueden con­vertirse en una especie de “claustrofobia”

Pero no te atormentes, te­nemos la ventaja de la tec­nología que nos mantiene informados más rápidamen­te, pero además, la ciencia posee más avances que en esas otras ocasiones, lo que significa, que hay más recur­sos.

Para tranquilizar nuestros pensamientos catastróficos, revisemos lo que pasa por nuestra mente y trata de transferir lo que piensas conjuntamente a una respiración adecuada para calmarnos.

Nueva estructura

No es claustrofobia, es cuidarte, es cuidar a otros, es un distanciamiento social saludable. Solo piensa en cuáles serían las consecuencias si te descuidas y sales. Definitivamente, estar aislado, con la libertad de una nueva estructura en la que puedas conocerte y conocer a quienes tenías cerca y no lo sabías, es mejores lo que cuenta. Yo prefiero este aislamiento (que además es temporal) a la opción de desafiar las reglas y tener consecuencias sin retorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *