Qué son los Pansexuales y por qué parece haber más personas que se identifican así

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – Figuras del espectáculo como la actriz Bella Thorne y los cantantes Miley Cyrus y Brendon Urie se han declarado públicamente como pansexuales haciendo que muchos se pregunten en qué consiste esta orientación sexual y qué la diferencia de otras.

El pansexual, de acuerdo con los médicos sexólogos Martha Arredondo y Carlos Durán, se siente atraído hacia una persona independientemente del sexo o la identidad sexual que esta tenga.

“Los pansexuales no quieren que los encasillen con sexos o géneros, sino que ellos dicen que aman cualidades”, explica Arredondo, directora del Departamento de Infecciones de Transmisión Sexual del Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel Dr. Huberto Bogaert Díaz.

En esto se diferencia del bisexual, que, desde el punto de vista de la teoría de los grupos LGBT, se define a partir del sexo binario que solo toma en cuenta los conceptos de hombre y mujer.

También se diferencia, aclara Arredondo, del pansexualismo freudiano, teoría que plantea que detrás de toda conducta humana subyace una motivación sexual.

¿Una moda?

El término pansexual (el prefijo de origen griego ‘pan’ significa ‘totalidad’) no es de reciente acuñación. Ha saltado a la palestra, eso sí, por la exposición que le han dado figuras del entretenimiento internacional.

Pero ¿es que el término simplemente se ha puesto de moda o que hay más personas pansexuales? Durán, quien es vicepresidente de la Sociedad Dominicana de Sexología, opina que no necesariamente existe un aumento en el número de personas pansexuales, sino que estas se dan a conocer más.

“Pasa lo mismo que con la homosexualidad: no es que ahora haya más homosexuales que antes; es que ahora la gente es más abierta”, expresa el terapeuta de pareja.

Por otro lado, dice el médico, es posible que individuos con esa orientación sexual desconozcan la palabra pansexual y por eso no la usen para describirse a sí mismos.

Otros no saldrán del clóset por temor al rechazo, ya que la sociedad tilda de “depravadas” a las personas que manifiestan este tipo de orientación o conducta sexual.

Influencia

Los sexólogos no descartan que entre los más jóvenes, por influjo de ídolos juveniles abiertamente pansexuales, haya quienes asuman este tipo de conducta por moda o para llenar necesidades afectivas insatisfechas.

A esto hay que sumar el hecho de que existe un momento del desarrollo del ser humano en que la sexualidad no está aún bien definida, por razones que van desde la relación con el propio cuerpo hasta la autoestima o los problemas de afectividad.

“Siempre la juventud ha tenido problemas de afectividad, pero nunca como en esta época”, comenta Arredondo, quien fuera presidente de la Sociedad Dominicana de Sexología.

“Siento que los jóvenes están muy carentes de afecto -prosigue-. Y pienso que esta situación de que algunos jóvenes se sumen a la pansexualidad no es más que su afán de buscar el afecto y ¿qué te da más amplitud para encontrar el afecto?, ser más amplio en tu opción sexual, porque si te encasillas con un género a lo mejor ese género no te da el afecto que andas buscando”.

En el caso específico de las mujeres, estas podrían mostrar más apertura hacia este tipo de relaciones como una forma de empoderarse frente al machismo imperante en la sociedad.

“El hombre es más discriminado cuando se trata de conductas no heterosexuales”, afirma Durán.

Hedonismo

En un mundo cimentado en el hedonismo, el relativismo y el consumismo no resulta extraño que se esté hablando de pansexualidad, dice Durán.

“También tiene que ver en parte con el destape que se vive hoy día, porque ¿quiénes han salido a declararse pansexuales?, personas que han tenido una vida ligada a ciertos comportamientos promiscuos, uso de sustancias, problemas de conducta y de personalidad…”, añade.

Sin embargo, aclara Durán, no se ha determinado o tipificado que esta orientación sexual se relacione de manera directa con algún tipo de trauma.

El especialista expresa que los sexólogos no pueden catalogar esta clase de comportamiento como moral o inmoral, bueno o malo, positivo o negativo, porque se sale de la competencia profesional de estos.

Arredondo, en tanto, asegura que la sexualidad “es algo muy delicado”.

“No podemos andar definiendo sexualidades ajenas, sino que cada quien sabe cuál es el motivo de su erotismo y de su atención a lo sexual”, concluye.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *