Stormy Reynoso: “Tú aprendes del dolor, no del éxito”

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Santo Domingo. – Hace casi 15 años, el dominicano Stormy Reynoso, participó en un taller que cambió su vida. Aquel evento fue la chispa que encendió su pasión por ayudar a otros a alcanzar su crecimiento personal y profesional.

Desde que descubrió que ese era el propósito de su vida, comenzó a formarse y a trabajar con ese fin. Y no ha parado.

Reynoso, egresado del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) como administrador de empresas, se formó como coach en la academia de Anthony Robbins.

““Se ha hecho normal que la gente ande malhumorada, estresada, y eso no es normal; lo normal sería que viviéramos felices, tranquilos, apasionados”.”
STORMY REYNOSO, Coach de vida

“Una de las decisiones más importantes que tomamos en la vida es con quién vamos a invertir nuestro tiempo y cuando me reuní con esta organización me di cuenta del valor de esa decisión”, comenta a Listín Diario.

Ver a las personas romper sus cadenas y superar suslimitaciones es lo que más disfruta de su trabajo como coach intervencionista estratégico y reentrenador de vida.

Parejas que renuevan su matrimonio, jóvenes que dejan atrás los vicios, emprendedores que se lanzan a un nuevo negocio, personas que van tras sus sueños, gente que se da a sí misma una nueva oportunidad en la vida… en las charlas y talleres que imparte en países de Centro y Sudamérica, asegura Reynoso, se topa con esa clase de situaciones todo el tiempo.

El charlista dice que todas las personas, aun cuando no se den cuenta de ello, se están entrenando permanentemente en un estilo de vida o estado emocional.

“Cuando tú haces un pare y dices: ‘Necesito un cambio’, comienzas a reentrenarte”, expresa.

Para poner en marcha una transformación en algún área de la vida, la persona necesita reconocer dónde se encuentra y cómo sus propias decisiones la llevaron hasta ahí. Además, debe darse cuenta de que no tendrá resultados distintos si sigue haciendo lo mismo.

No es raro entonces que la urgencia del cambio, en la mayoría de las ocasiones, se haga evidente en medio de situaciones difíciles.

“Tú aprendes realmente del dolor; no aprendes del éxito”, asevera Reynoso.

“Lo que nos mueve para luchar por lo que queremos es dolor, no es placer”.

“Cuando estás en un sitio donde no quieres estar -prosigue-, vas a buscar la manera de salir, pero si tú estás cómodo no te esfuerzas mucho, aunque no estés bien; lo que te hace mover es estar muy incómodo”.

Reynoso está convencido de que el ser humano puede lograr aquello que se proponga.

Lo que sucede en oca-siones, de acuerdo con el coach, es que lo que una persona desea desde lo más profundo de su corazón “es tan grande que su mente le dice: ‘No te mereces esto’, y por eso cree que no lo puede lograr”.

¿Podría una persona lograr una transformación de vida por cuenta propia, sin asesoría de un coach? En opinión de Reynoso, sí. No obstante, asevera que resulta más fácil alcanzar la meta cuando se recibe ayuda de una persona más experimentada.

“El proceso se acorta si vas donde una persona que ya ha pasado por el proceso y sabe qué hay que hacer. La clave es darte la oportunidad de decir: ‘Yo no me las sé todas’”.

Reynoso, que planea organizar en el país un evento para todo público el próximo año, deja a los lectores que se encuentran en un punto de quiebre una nota de esperanza: “No importa por lo que estemos pasando, hay una esperanza.

Busquen y confíen; no que confíen y se sienten, sino que sigan buscando, van a salir… y esa es una clave para que la gente deje de pensar que la vida no es valiosa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *