Vladimir Guerrero Jr. y Juan Soto buscan crear historia con títulos de bateo

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Estados Unidos. – Ocho peloteros dominicanos han conquistado el título de bateo en las Grandes Ligas, siendo Mateo Alou el primero que abrió las puertas a esos premios.

Pero este año, Vladimir Guerrero Jr. y Juan Soto podrían convertirse en la primera pareja quisqueyana que barre con los lideratos de promedio de bateo, tanto en la Liga Americana, como en la Liga Nacional.

Guerrero Jr. amaneció el viernes como el mejor en promedio del joven circuito, con un robusto .317, dos puntos por encima del cubano Yuli Gurriel (.315) para el liderato de la Liga Americana

Guerrero Jr. ha estado caliente todo el año y lidera dos de las tres patas de la Triple Corona, además de que batea .355 en los últimos 15 juegos con los Azulejos.

Soto, por su parte, tiene un promedio de bateo de .314 y se encuentra en el segundo lugar de la lucha por el campeonato de bateo de la Liga Nacional, donde Trea Turner está en primer puesto con .317 de bateo.

Soto, que ganó el título de bateo la temporada pasada cuando bateó para .351 en la campaña recortada por la huelga, ha tenido una segunda mitad de ensueño.

Después del Juego de Estrellas, Soto batea para .361, luego de una primera mitad en la que apenas promedió .283.

Alou fue el primer quisqueyano con un título de bateo, cuando colocó un .342, con los Piratas de Pittsburgh, en la temporada de 1966. Cuatro años más tarde se le unió Rico Carty, con su espectacular .366, con los Bravos, hasta ahora le promedio más alto registrado para un quisqueyano.

Julio Franco se unió al grupo en 1991, cuando lideró la Liga Americana con un promedio de .341, jugando para los Rangers de Texas.

En 1996, Alex Rodríguez hizo lo mismo cuando encabezó a los Marineros de Seattle con un bateo de .358, al que se le unió Albert Pujols, con los Cardenales de San Luis en el 2003, al registrar un promedio de .359.

Con los Marlins de Miami y en el 2009, Hanley Ramírez encabezó el viejo circuito al batear para .342, mientras que José Reyes se llevó el trofeo en el 2011, con los Mets, al promediar .337.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *