Vocación de político

Comparte Esta Noticia Con Tus Contactos.

Por: Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Me agrada oír a jóvenes afirmando: “Quiero dedicarme a la política, me siento llamado a la vocación de político”.

Otros afirman: “Mi tarea en la vida va a ser la vocación de padre, dejar a la humanidad una familia que valga la pena. Los educaré y trabajaré por ellos”.

Vocación de político, como existe la vocación sacerdotal o la vocación al matrimonio.

Trabaja por el bien común, por los demás. Es lo que siempre necesitamos: hombres y mujeres que se entreguen generosamente a los demás.

Es una pena que caigamos en la trampa que nos ofrece el capitalismo actual con la idea de que la vocación del mundo es ganar dinero y cuanto más dinero se tenga, mejor se está. Es falso. El hombre ha de trabajar, y la vocación de producir ha de ser para el bien.

Vocación de político significa: vocación del que produce sirviendo a los demás en la búsqueda del bien de todos, el bien común.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *